Avery Dennison presenta una nueva technología para el etiquetado del cristal para mejorar los beneficios del reciclaje

glass_recycling_image-700x300

OEGSTGEEST, Países Bajos — 06 de octubre de 2015 — En la Labelexpo Europe 2015, que tuvo lugar en Bruselas del 29 de septiembre al 2 de octubre, Avery Dennison presentó una exclusiva tecnología de etiquetado que permite la separación total de las etiquetas autoadhesivas del cristal facilitando el reciclaje del mismo.

La extracción de las etiquetas autoadhesivas de las botellas puede suponer todo un reto durante el proceso de reciclaje y afectar tanto a la calidad como a la disponibilidad del material reciclado. Los materiales Glass Recycling de Avery Dennison utilizan una tecnología autoadhesiva que permite afrontar estos retos además de mantener el impacto visual del producto.

"En Avery Dennison somos conscientes de que el reciclaje después del uso por el consumidor es uno de los elementos clave del embalaje sostenible", comenta Vladimir Tyulpin, business development y product manager de Avery Dennison Materials Group Europe.

"Los propietarios de marcas se esfuerzan por hacer que sus embalajes sean más respetuosos con el medio ambiente y contribuir con una economía circular. Este tipo de iniciativas son importantes y pueden ayudar a las empresas a diferenciarse de su competencia gracias a una imagen del valor de marca muy positiva".

Los materiales Glass Recycling de Avery Dennison utilizan un adhesivo “cambiante” que ha sido especialmente diseñado para poder separarse de la superficie de la botella con facilidad durante el proceso de reciclaje. Este adhesivo pierde sus propiedades de adhesión durante el proceso de reciclaje de la botella para facilitar la separación de la etiqueta y el cristal. La transición a este nuevo material de etiquetado es muy sencilla para los convertidores y los propietarios de marcas ya que no requiere ningún tipo de inversión en equipos nuevos ni cambios en los procesos ya existentes.

Importantes avances en cuanto a sostenibilidad

En las botellas de un solo uso, el cristal reciclable puede contaminarse con materiales de etiquetado no adecuados que continúan presentes durante todo el proceso de reciclaje hasta en un 74%. Además, de cada tonelada de fragmentos de cristal, hasta 40 kg pueden terminar en un vertedero si no se consigue eliminar por completo el material de las etiquetas.

En comparación con las demás soluciones autoadhesivas existentes en el mercado, los materiales Glass Recycling de Avery Dennison pueden ayudar a reducir esta cantidad a 1,5 kg por tonelada (frente a los 40 kg de los que hablábamos) y pueden limitar la contaminación de los fragmentos de etiqueta al 2% del material utilizado en ellas (frente al 74% habitual).