Avery Dennison presenta la technología Aqua Opaque™ para mantener la blancura de las etiquetas sin revestimiento de vino húmedas

OEGSTGEEST, Países Bajos — 15 de septiembre de 2015 — Llega una nueva y exclusiva tecnología de Avery Dennison para resolver el problema de los productores de vino que desean utilizar etiquetas sin revestimiento en sus botellas. Los materiales frontales sin revestimiento con un acabado mate son una buena forma de aportar un aspecto excelente a una botella, pero siempre han tenido un gran inconveniente: que se vuelven grises en contacto con el agua. La nueva solución Aqua Opaque™ que se presentará en la Labelexpo 2015 no se vuelve gris y abre un gran número de nuevas posibilidades de diseño.

Andrew Crawford, vicepresidente de marketing de Avery Dennison Materials Group Europe, dijo que los productores de vino contarán a partir de ahora con un papel sin revestimiento que permanece blanco por más tiempo y que sirve tanto para la etiqueta central de la botella como para la del cuello: “Algunos papeles sin revestimiento ofrecen una buena solución decorativa pero pueden perder hasta el 50% de su opacidad con la humedad si se utilizan con un adhesivo convencional, lo que hace que la etiqueta de la botella se vea gris y con un color poco uniforme. Esta nueva técnica protege este tipo de papeles durante hasta dos horas y mantiene su aspecto blanco opaco. Puede ser una gran opción para los productos de vinos blancos, rosados y espumosos, en los que es esencial mantener una imagen de marca impecable en la cubitera".

La solución Aqua Opaque no requiere ningún papel más grueso ni ningún soporte especial. Además, utiliza un adhesivo de emulsión para mantener el máximo nivel de rendimiento en las imprentas tradicionales. El resultado es una etiqueta que no es más rígida que las habituales y que puede colocarse fácilmente en los cuellos de botella. Andrew Crawford explicó que el cambio a esta nueva tecnología es rápido y sencillo: "El proceso de conversión es el mismo que con cualquier adhesivo de emulsión tradicional, por lo que no tiene por qué haber resistencia a usarla, ya que es la sustituta perfecta para una solución de etiquetado ya existente".