Definición de los productos para niños

CPSIAChildren's ProductManufacturer StatementsProduct PresentationCommonly Recognized by ConsumersAge Determination GuidelinesOffice ProductChildren's ProductsDecorated or Embellished to Appeal to Children

Productos para niños

Un producto para niños es un producto de consumo que se ha diseñado o va dirigido principalmente para niños de 12 años o menos. Los productos destinados al uso general,p. ej.,los destinados principalmente a consumidores mayores de 12 años, no se consideran, por regla general, productos para niños. La CPSC ha emitido una norma interpretativa final que comprende ciertas reflexiones para determinar si un producto cumple con la definición de un “producto para niños”.'

Volver al inicio

Declaraciones del fabricante

La determinación debe tener en cuenta cualquier declaración emitida por un fabricante sobre el uso previsto de dicho producto, incluida la etiqueta. El hecho de que un fabricante declare que el producto no es recomendable para niños no implica que ese producto quede exento de estar regulado como un producto para niños en caso de que los destinatarios principales del producto sean niños de 12 años o menos. Asimismo, una etiqueta que indique que un producto es para mayores de 10 años no necesariamente lo convierte en un producto para niños si se trata de un producto de uso general. La etiqueta del fabricante, en sí misma, se debe tener en cuenta, pero no es determinante.

Volver al inicio

Presentación del producto

La determinación debe tener en cuenta si el producto está representado en su envase, muestra, promoción o publicidad como apto para que lo usen niños de 12 años o menos. Estas representaciones pueden ser explícitas o implícitas. Se deben tener en cuenta las representaciones en todas las formas de instrucciones o publicidad. Se tendrán en consideración la importancia y la evidencia de las declaraciones. La ubicación física cercana o la asociación visual del producto con productos para niñosej. en una tienda o en un sitio web) pueden constituir un factor de incidencia a la hora de determinar la edad, pero no es determinante. Un producto para niños que esté envasado con un producto de uso generalej. un peluche con una vela) es probable que siga siendo un producto para niños.

Volver al inicio

Reconocimiento general de los consumidores

Los productos que se considere que atraen a un público general y que atraen por igual a niños y adultos no se consideran productos para niños. Sin embargo, si un fabricante añade descripciones de comercialización u otras características para que el producto resulte más atractivo para los niños que otro de uso general, entonces el producto se podría considerar un producto para niños.

Para evaluar si los consumidores tienden a reconocer un producto como destinado principalmente a un niño, el fabricante debe evaluar los usos razonablemente previsibles y los usos indebidos de un producto con el fin de determinar cómo percibirán y usarán los consumidores ese producto. Asimismo, los fabricantes podrían hacer referencia a los datos de venta, análisis de mercado, grupos de enfoque u otros estudios de comercialización para sus análisis sobre las percepciones del consumidor sobre el producto.

La interpretación de la CPSC también sugiere tener en cuenta los siguientes factores:

  • características como tamaño pequeño, características de seguridad destinadas a los niños, motivos decorativos asociados con la infancia y el valor lúdico;
  • el uso principal de un producto;
  • el precio, y
  • si los niños (en comparación con los adultos) interactuarán con el producto.

Volver al inicio

Directrices sobre la determinación de la edad

La CPSC ha publicado directrices para determinar la edad a la que a los niños les gustan determinados productos. Dichas directrices ofrecen información sobre el juego en las diferentes etapas de la infancia, las capacidades físicas propias de cada edad, etc. Otro factor para determinar si un producto va dirigido a niños de 12 años o menos se basa en la clasificación de un producto según las directrices sobre la determinación de la edad. Dichas directrices están disponibles aquí.

Volver al inicio

Productos de oficina

Por lo general, la gran mayoría de los bolígrafos y otros materiales de oficina no se consideran productos para niños. El hecho de que los niños también puedan utilizar los bolígrafos u otros materiales de oficina no los convierte en productos para niños. Sin embargo, pueden llegar a ser productos para niños si se les añaden características que le gusten al público infantil.

Volver al inicio

Productos para niños

El lenguaje reglamentario responde a ejemplos específicos, lo que abarca el mobiliario y las instalaciones, objetos coleccionables, joyas, DVD, videojuegos, ordenadores, materiales de arte, libros, materiales científicos, artículos deportivos e instrumentos musicales.

Volver al inicio

Con decoración o adornos para atraer a los niños

Cuando un producto de uso general, como un bolígrafo, se decora o se adorna para añadirle determinadas características que puedan atraer a los niños, como motivos infantiles o valor lúdico, puede que el producto de uso general se convierta o transforme en un producto para niños como resultado de estas características adicionales. Se realizaría una evaluación adicional sobre si, de hecho, sería probable que un niño interactuara de manera física con un bolígrafo de esas características y sobre la manera en que ocurrirían esas interactuaciones, lo que incluye el uso razonablemente previsible y el uso indebido que le daría un niño al producto. Si es probable que un niño no va a interactuar con el bolígrafo porque no le interesa la temática, o si hay más probabilidades de que un niño mayor o un adulto interactúen con el bolígrafo que un niño, este bolígrafo no sería un producto diseñado o dirigido principalmente para niños de 12 años o menos y, por lo tanto, no se consideraría un producto para niños.

Volver al inicio