Prevención contra incendios para aplicaciones en la industria de la automoción

Durante el año 2016 se incendiaron en Europa 55.000 vehículos, con 65 fallecidos como consecuencia*. Estas cifras destacan la creciente necesidad de que los fabricantes de vehículos utilicen aplicaciones resistentes al fuego.

La regulación de la prevención contra incendios de vehículos comenzó con la Norma Federal de Seguridad para Vehículos de Motor 302 (FMVSS 302), elaborada en los años 70. La FMVSS 302 es una norma de prevención contra incendios relacionada con la resistencia al fuego de los materiales utilizados en el interior de los vehículos y simula la ignición de un cigarrillo mediante una prueba de 15 segundos en una cámara de combustión.

Un coche típico de los años 70 contenía como máximo 30 kg de plástico, mientras que los de hoy en día pueden llegar a alcanzar los 150 kg. Cuanto más cantidad de plástico, mayor es el riesgo de incendio y los fabricantes de vehículos están teniendo ya en cuenta más fuentes de ignición aparte de los cigarrillos. Por ejemplo, el fuego que se produce después de un choque puede convertirse en una fuente de ignición mucho más intensa que la de un cigarrillo.

A los convertidores de etiquetas se les exige ahora que proporcionen materiales que aseguren que los componentes de los vehículos sean lo suficientemente resistentes al fuego como para que los ocupantes del vehículo tengan tiempo suficiente para salir de él. Se incide especialmente en los materiales que superan la FMVSS 302 y otras normas OEM técnicamente equivalentes

Avery Dennison ofrece la gama y el soporte técnico necesarios para crear aplicaciones   de automoción resistentes al fuego. Nuestros materiales cumplen las normativas no solo cuando están adheridos al metal, sino también estando solos y cuando se aplican a superficies reales. Pregunte a su representante habitual sobre los materiales de alto rendimiento que se pueden utilizar con total confianza en el sector de la automoción.

* Centro de estadísticas sobre incendios: “World Fire Statistics 2016” y Asociación Internacional para el Estudio de la Economía del Seguro (International Association for the Study of Insurance Economics)